lunes, 8 de octubre de 2012

Irlanda 'preparado por resurgimiento económico' según la revista Time - algo que desconcierta a los propios irlandeses


Cuando el primer ministro Enda Kenny apareció en la portada de la revista estadounidense Time la semana pasada, la reacción en Irlanda fue una mezcla de diversión e cinismo.

Kenny, Time nos dijo, es el hombre a punto de devolver el país a la tierra prometida económica.

La revista fue bastante elogioso hacia el líder irlandés, llamandole "sumamente agradable" y declarando "si las palabras fueron dinero, Kenny podría haber saldado la deuda nacional facilmente después de llegar al poder en febrero 2011".


Comentó también que, con el Producto Interior Bruto empezando a subir de nuevo, Kenny podría ser cualquier cosa menos que el 'tonto' de que su predecesor Brian Cowen le tildó en 2010.

Los abucheos crecieron en volumen cuando el Banco Central de Irlanda anunció un pronóstico peor que esperado por los dos años que vienen.

"Dios mío, acaban de canonizar Enda" ironizó el Sunday Independent, mientras el Evening Herald preguntó "La revista Time se entusiasma por Kenny, pero es que hay un resurgimiento de verdad?' 

"Parece una historia genial, no? Desgraciadamente, hay pocos hechos para corroborarla", escribió el economista irlandés Karl Whelan en la revista Forbes, bajo el título 'No crea el bombo publicitario'.


Mi propia reacción era más o menos igual, hasta que hablé con un colega que solía vivir y trabajar en Nueva York.

Me señaló que, a pesar de las inexactidudes, el artículo era un enorme golpe de relaciones públicas para Irlanda.

Time es una de un puñado de revistas que se vende en casi todas las ciudades del mundo.

Sólo en los Estados Unidos, tiene una tirada de 3.3 millones y se ve como la publicación más influyente de la política americana.

Ser votado el 'persona del año' de ella es considerado un gran honor y otorga un estatus icónico al ganador.

Así que, sin importa sí Enda Kenny sea el dirigente que nos restablecerá una economía estable y rentable o no, es mucho más importante que inversores extranjeros creen que sí.

Cada mes, hay docenas de reportajes sobre Irlanda en los medios de comunicación internacionales y el punto de vista general es cada vez más optimista.

Junto con inversiones prominentes recientes como este, todo parece publicidad que no tiene precio.

La realidad, por supuesto, es mucho menos positiva, y los jóvenes irlandeses siguen emigrando cada día porque no hay trabajo para ellos (uno cada cinco minutos en los 12 meses hasta el abril pasado, dice la Oficina de Estadísticas Central).

Sin embargo, es preferible tener cobertura como la de Time que el artículo que el New York Times hizo sobre España hace unas semanas.

Vamos a ver quién tiene razón sobre Kenny - los que observan el crisis de distancia o los que tenemos que aguantarlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario